Tarta de queso con Mermelada de Arándanos

1 Se trituran las galletas hasta que queden en polvo y se mezclan con la mantequilla fundida. Con esta mezcla se forra el fondo del molde.
2 Se bate la nata en un recipiente grande hasta que quede un poco montada, añadimos el queso Philadelphia y volvemos a batir.
3 Las láminas de gelatina se ponen en un bol con agua fría durante unos minutos. Después se calienta un cazo con un vaso de agua y se van metiendo las láminas una a una hasta que se fundan y se mezcla bien. Se añade la gelatina a la mezcla de queso y nata, se bate un poco y añadimos el azúcar.
4 Se verte toda la mezcla en el molde con cuidado para no remover las galletas. Se deja en la nevera unas 10 horas y se cubre con la mermelada de arándanos.